(Traducción de una versión en inglés)

Al menos 3,9 millones de inmigrantes no autorizados —y, posiblemente, hasta 4,8 millones— vivían en Europa en 2017, según las nuevas estimaciones del Pew Research Center. Estas cifras totales han aumentado con respecto a las estimaciones del Pew Research Center para 2014, momento en que residían en naciones europeas de 3 a 3,7 millones de inmigrantes no autorizados, pero varían poco con respecto al reciente punto máximo de 4,1 a 5,3 millones en 2016.

Esta es la primera vez que el Pew Research Center ha calculado el tamaño de la población de inmigrantes no autorizados de Europa y se trata de la primera estimación integral a nivel europeo en una década. Las nuevas estimaciones se basan en datos de 28 Estados miembro de la Unión Europea y de cuatro naciones adicionales de la Asociación Europea de Libre Comercio: Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza. Nuestro nuevo informe sobre estos resultados se basa en los 15 años de experiencia del Pew Research Center estimando la población de inmigrantes no autorizados en Estados Unidos.

Incluso con el crecimiento de la población de inmigrantes no autorizados en países de la AELC y la UE desde 2014, los inmigrantes no autorizados en 2017 representaban menos del 1 % de la población total de Europa de más de 500 millones. Entre los inmigrantes en Europa, había cuatro veces más inmigrantes autorizados de fuera de la AELC y la UE que inmigrantes no autorizados.

Cada país de la AELC y la UE tiene inmigrantes no autorizados, pero las mayores poblaciones en 2017 estaban en Alemania y Reino Unido, lo cual suponía cerca de la mitad del total de Europa. Una parte sustancial también vivía en Italia y Francia. Juntos, estos cuatro países tenían más de dos tercios (70 %) de los inmigrantes no autorizados de Europa.

El reciente aumento en Europa de la población de inmigrantes no autorizados de estancias duraderas de países de fuera de la UE y la AELC se debe principalmente al incremento de solicitantes de asilo, cuya mayoría llegó en 2015. De acuerdo con las estimaciones del Pew Research Center, los solicitantes de asilo en Europa que esperan una decisión con respecto a su solicitud representaban aproximadamente un cuarto (del 20 % al 24 %) de la población de inmigrantes no autorizados en 2017.

«El incremento de los solicitantes de asilo contribuyó a un mayor número de inmigrantes no autorizados en muchos países europeos», declara el investigador jefe Phillip Connor, el autor principal del informe. «No obstante, los inmigrantes no autorizados también incluyen a aquellos con visado expirado o que han entrado en Europa de manera ilegal, muchos de los cuales emigraron hace años».

Ya que los solicitantes de asilo que esperan una decisión tienen un estado legal temporal, el Pew Research Center también ha creado estimaciones sin este grupo. Sin incluir a los solicitantes de asilo que esperan una decisión sobre su solicitud, el Pew Research Center estima que de 2,9 a 3,8 millones de inmigrantes no autorizados vivían en Europa en 2017, un aparente incremento con respecto a la estimación de 2,4 a 3,2 millones en 2014.

El Pew Research Center usó los mejores datos y métodos disponibles para obtener la estimación europea, incluidos los métodos usados en EE. UU. y por investigadores de Europa en proyectos anteriores.

Los resultados se publicarán de inmediato y están disponibles aquí. Entre otras conclusiones del informe:

Los inmigrantes no autorizados que residían en Europa en 2017 provenían de un grupo diverso de países de origen. Tres de cada diez inmigrantes no autorizados procedían de países de Asia-Pacífico, mientras que se calcula que un 23 % procedía de países europeos de fuera de la UE y la AELC. Alrededor del 21 % procedía de países de la región del Oriente Medio y África del Norte. En cambio, el 17 % procedía de países del África subsahariana y el 8 % procedía de países de las Américas.

Más de la mitad (56 %) de los inmigrantes no autorizados en Europa en 2017 había vivido allí menos de cinco años. En Alemania, cerca de dos tercios (66 %) de los inmigrantes no autorizados habían vivido en el país durante menos de cinco años, mientras que los inmigrantes no autorizados en Reino Unido tenían más probabilidades de ser residentes a largo plazo —menos de la mitad (43 %) había vivido allí durante menos de cinco años—.

Cerca de dos tercios de los inmigrantes no autorizados que residían en Europa tenían menos de 35 años (65 %) en 2017 y algo más de la mitad eran hombres (54 %). La mayoría de los inmigrantes no autorizados que vivían en Alemania (65 %) y Reino Unido (58 %) estaban por debajo de la edad de 35 años. En lo que respecta al sexo, la proporción también difería entre Alemania (60 % hombres) y Reino Unido (48 % hombres).

Para obtener más información o concertar una entrevista con los autores del estudio, el investigador jefe Phillip Connor, el demógrafo jefe Jeffrey Passel o el director sobre demografía y migración mundial Mark Hugo Lopez, póngase en contacto con Stefan Cornibert en +1 202.419.4372 o scornibert@pewresearch.org.

Acompañan a este nuevo análisis: